Poster de Jazz de Edicion Limitada (40 copias) , fotos de William Gottlieb y diseño de François Mussard en tamaño 40x60 cm impresos en papel especial fotográfico con la técnica Giclée (copias de altísima calidad a partir de la pulverización de partículas de tintas pigmentadas)

Acerca de Duke Ellington

Edward Kennedy Ellington; Washington D.C., 1899-Nueva York, 1974) Pianista, compositor, arreglista y líder de grupo de jazz estadounidense. Se inició en la práctica musical tomando clases de piano a los siete años. Ya en sus comienzos recibió la influencia del ragtime, género de música popular en boga en aquella época y uno de los estilos de los que derivaría el jazz.Durante la década de 1960 grabó con una larga serie de jóvenes músicos de gran talento como Charlie Mingus, John Coltrane o Max Roach.Según su biógrafo, Derek Jewell, Duke Ellington llegó a escribir unas dos mil piezas musicales en toda su vida, si bien son incontables las que consiguió en trozos de papel luego perdidos, que elevarían la estimación a unas cinco mil piezas.

Poster Duke Ellington
$690,00
Sin stock
Poster Duke Ellington $690,00

Poster de Jazz de Edicion Limitada (40 copias) , fotos de William Gottlieb y diseño de François Mussard en tamaño 40x60 cm impresos en papel especial fotográfico con la técnica Giclée (copias de altísima calidad a partir de la pulverización de partículas de tintas pigmentadas)

Acerca de Duke Ellington

Edward Kennedy Ellington; Washington D.C., 1899-Nueva York, 1974) Pianista, compositor, arreglista y líder de grupo de jazz estadounidense. Se inició en la práctica musical tomando clases de piano a los siete años. Ya en sus comienzos recibió la influencia del ragtime, género de música popular en boga en aquella época y uno de los estilos de los que derivaría el jazz.Durante la década de 1960 grabó con una larga serie de jóvenes músicos de gran talento como Charlie Mingus, John Coltrane o Max Roach.Según su biógrafo, Derek Jewell, Duke Ellington llegó a escribir unas dos mil piezas musicales en toda su vida, si bien son incontables las que consiguió en trozos de papel luego perdidos, que elevarían la estimación a unas cinco mil piezas.